Seat 128

Pocos coches en España han sabido ganarse el estatus de verdaderos clásicos como lo hizo el Seat 128. Este pequeño coupé, cuyos principales estandartes para alcanzar el éxito fueron sus tres puertas, además del resto de sus características mecánicas, es hoy en día una verdadera joya.

El modelo original de este coche pertenecía al Fiat 128 Berlineta 3p, el cual había salido al mercado europeo en junio de 1975. Hasta ese momento, la marca italiana había logrado algunos éxitos, con las versiones de dos y cuatro puertas. El Fiat 128, no obstante, fue una revelación, sobre todo por lo que significaba un coche que bie podía ser deportivo, familiar y estar a la moda.

Claro está, surgieron algunas críticas, las cuales se enfocaban principalmente en una dirección algo dura al igual que el volante, una suspensión pesada, el capó muy alto y un elevado precio.

Nada de esto evitó, sin embargo, que la empresa Seat optara por crear una versión mejorada.

Características del Seat 128

El Seat 128 fue presentado en diciembre de 1976 en Tenerife. Durante ese mismo año, hubo muchas incógnitas sobre sus posibles características, además de las comparaciones con el Fiat 128. Al final, el resultado fue diferente.

Lo más destacable del coche fue su carácter elegante y a la vez deportivo, así como sus nuevas mejoras a nivel mecánico. Contaba con un motor de cuatro cilindros, en dos versiones: 124 y 1430. Con el primero podía alcanzar los 155 km/h como velocidad máxima. Con el segundo, 160 km/h.

Tenía una caja de cambios manual de cuatro velocidades más la de marcha trasera. También poseía frenos delanteros de expansión, mientras que los anteriores de disco. Cada una de sus ruedas contaba con una suspensión independiente y su dirección era de cremallera.

Para muchos tenía un estilo joven gracias a sus tres puertas. Fue presentado con tres colores: azul oscuro, blanco y verde claro.Utilizaba rines de 13 pulgadas.

Éxito en ventas

El Seat 128 fue fabricado hasta 1981. Sin embargo, desde su aparición, fue considerado un coche distinto, sobre todo en territorio español. En aquel entonces existían pocos coupés con sus características, por lo que su recibimiento fue el adecuado, con 31893 coches vendidos en los cinco años de elaboración.

Con una capacidad de cuatro pasajeros y un maletero de tamaño aceptable, se catalogó como un coche que valía su precio: 314.423 pesetas para el motor 124 y 329.018 para el 1430. De hecho, sus asientos podían reclinarse para generar un espacio de 1,30 m en el maletero.

También se destacó su facilidad de manejo, estabilidad y suavidad en el volante, que contrastaba con el Fiat 128. Asimismo, tenía un consumo de 6,34 litros cada 100 km recorridos.

Todo esto sirvió para que se le considerase un coche útil y de buen rendimiento para la época.

Modelos especiales del Seat 128

Además del modelo básico del Seat 128 con sus dos tipos de motores, hubo dos ediciones que la compañía también decidió comercializar.

El primero de ellos es el modelo Seat 128 Sport. Si bien no contaba con cambios en la parte interna del vehículo, ni a nivel mecánico, su diferencia radicaba en una serie cambios externos. Su carrocería poseía algunos decorados con vinilos, los cuales le daban el nombre Sport.

En cuanto al segundo, este fue el Seat 128 Sport 1.100.  Su fabricación se debió a que el coche Fiat 128 Sport fue mandado a elaborar en la sede española por parte de Fiat. Sin embargo, cuando se realizaron los trámites para la venta a nivel internacional, hubo problemas y el coche no pudo salir de España y Seat lo utilizó para sí.

El vehículo se vendió  los trabajadores de la compañía, ya que solo se fabricaron 200 unidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *